Invertir en África es posible… y rentable

Hoy he leído una de esas historias que me fascinan. Érase una vez una diseñadora de moda que, tras recorrer mundo y conseguir un trabajo estable y el éxito profesional se da cuenta de que no le es suficiente, de que quiere dar un paso más. Así que dejó su empleo como directiva de una empresa de moda y se marchó a Etiopía. Pero no fue con la intención de trabajar como voluntaria en alguna ONG de las muchas instaladas allí (algo muy loable por cierto). No, ella quería algo más que eso.

La diseñadora tinerfeña Ana Seco llegó a la misión salesiana de la localidad de Zway, a 160 kilómetros de Addis Abeba, con la intención de desarrollar un proyecto vinculado con la moda. Al principio sonaba un poco raro, ¿moda en un lugar donde la gente apenas tiene para comer?. Pero las monjas de la misión creyeron en el proyecto. Ana comenzó dando clases en la misión de corte y confección. Pronto llegó ayuda internacional y privada, de particulares y empresas, de manera que la escuela pudo contar con ordenadores, maquinaria y utensilios. Enseguida se vieron los resultados: una primera promoción de 35 personas, la mayoría mujeres, que acabó dando clases de moda bien para el Gobierno etíope o bien en la propia misión.  Así nació la Escuela Oficial de Moda, la primera aprobada por el Ejecutivo etíope.

De esta forma la moda se está convirtiendo en salida profesional para muchas personas de ese país. Proyectos como éste son los que necesita Etiopía y África en general, inversiones, formación, que les permitan ganar dinero, mantenerse dignamente e invertir y crear riqueza.

Felicidades Ana y a todos los que habéis hecho posible esta realidad. Gracias.

Para saber más, visitad la página de Diario de Avisos.

Anuncios

2 Responses to “Invertir en África es posible… y rentable”


  1. 1 Paco diciembre 13, 2008 en 10:21 pm

    Si una persona ha conseguido todo eso, imagínate la gran familia ABAY que estamos formando…
    Me ha gustado la fuente: Diario de Avisos, fué mi periódico durante tres años de mi vida en la preciosa isla de la Palma, de donde “me traje” a una palmera, tinerfeña también como Ana, vamos a ver si la sangre guanche empuja también ABAY, por lo menos los nombres guanches de Airam y Aruma seguro que les da fuerza para colaborar en el desarrollo de su país.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: