Perdidos en la tribu

Los productores televisivos no suelen caracterizarse por tener escrúpulo alguno por ganar un 1% más de audiencia, aunque lo cierto es que la audiencia, entendida como esos seres humanos que ponen un canal de TV o otro o ninguno, les importa en realidad un carajo, pues esa audencia a la que dicen amar es sólo un medio. El fin es únicamente ganar dinero. Algo seguramente muy “civilizado”

 

Hoy me voy a referir a un programita, llamado PERDIDOS EN LA TRIBU, que emiten en segunda temporada en la cadena, supuestamente progre, CUATRO, la misma que va hacer algo tan “progre” como fusionarse con la Tele 5 de Berlusconi. El planteamiento es que tres familias españolas conviven durante tres semanas con tres tribus y deben adaptarse a sus formas de vida y desenvolverse en ese entorno. Una de esas tribus son los Hammer de Etiopia, tribu a la que tuve el honor de conocer y con la que pude compartir cosas, que no creo que cámara de televisión o fotos pueda captar. Seguramente hay programas de la TV peores (la demencia de los productores televisivos no tiene limites), pero por lo que me afecta, (los Hamers de Etiopia) hablaré de este bodrio.
Lo primero que me pregunto si es necesario molestar a una tribu indigena para putear a unos cuantos españoles en busca de un premio económico, salvo que se quiera hacer una nueva versión de la película “Los dioses deben estar locos” a lo Paco Martinez Soria. ¿no hubiera sido mejor soltarlos un sabado a la tarde en una gran superficie comercial en España? Si quieren instintos “primarios”, allí hay para dar y vender, desde la entrada al parking hasta en la cola de las cajas.

En este programa, lo que menos va a importar es dar la verdadera imagen de esas tribus, ya que como han declarado los mismos productores del programa “Cuatro lo único que ha hecho ha sido comprar un formato que se ha realizado en muchísimos países” y han reconocido que “la productora busca los aspectos más pintorescos” para subrayar este choque de culturas, y para ello “se han acentuado los aspectos más rupestres” de las tribus. Es cierto, el programa es la adaptación española del formato belga Ticket to the tribes, que se ha emitido en países como Holanda o Alemania. En la mayoría de las ediciones en los diferentes paises en que se ha emitido, participan las mismas tribus, lo que incita a pensar que las familias españolas no les van a resultar tan sorprendentes como parece. Según reconocieron los responsables del programa, las reacciones de los indígenas son fingidas. Las tribus se convierten en parques temáticos , donde los indigenas son considerados como parte del decorado, no como personas en si.

 

Ante las criticas los de CUATRO dirán, como de hecho ya argumentaron en la edición anterior, que las tribus participan voluntariamente Como si la pobreza diese muchas opciones para elegir o como si les explicasen a los lideres de las tribus, que el proposito del programa es hacer mofa de las costumbres de la tribú. También hablaran de lo del intercambio cultural, a pesar de que nadie verá grabado a ninguna persona haciendo de traductor (seguro que la hay), pero lo realmente intercambiado y hablado, la verdadera interacción del programa en la tribu, no va a salir en este espectaculo.

La distorsionada diferencia cultural escenificada mediante la idea de una gran diferencia geografica y la ilusión de la ausencia de un contacto previo permite la aparición de elementos cómicos derivados de la incongruencia, al utilizar por ejemplo, los objetos de una forma inadecuada, sorpresiva y surrealista. El humor está servido a partir de transferir prácticas culturales de la “civilización” (los españoles) a los pueblos “primitivos” (las tribus) o viceversa, para ver como ambos reaccionan. Un montaje y una teatralización que esconde el encuentro real entre los productores del programa y el jefe de la tribu (con la persona que traduce, claro) y que endulza la mirada colonial del hombre blanco moderno con una risa ingenua. En su base está, la mayor parte de las veces, el contraste humorístico entre conceptos antagonicos como “primitivo”/”moderno” y “salvaje/”civilizado”, todo ello en el contexto de una tribu “encontrada” (¿es que se habían perdido?) o “descubierta”. La primera edición del programa ya tuvo denuncias por parte de la ONG Survival dedicada a la defensa de los pueblos indigenas, de utilizar lenguaje racista y por utilizar un esquema vinculado al evolucionismo más racista del siglo XIX, falseando la realidad del pueblo representado haciendolo pasar por “primitivo” y oponiendolo al esquema “civilizado”, persistiendo en una visión de la diferencia cultural basada en el mayor o menos grado de civilización. Los racistas no se enteran: Las culturas SON DIFERENTES, no más o menos evolucionadas o subdesarrolladas ¿o es que Rouco Varela y Intereconomia es la representación de la Civilización?

 

No contentos con el planteamiento de base del programa, además se descubre que en la primera edición del programa según la Fundación CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado), ONG que está trabajando en Namibia , se trasladó a doce familias a 700 kilómetros de sus casas para la grabación del programa, en el que aparecieron con ropa que no es la habitual, pues es la que utilizan en ocasiones especiales, abandonando sus cultivos en la época más importante del año y sacando a los niños de los colegios. La misma ONG denunció “Han estado un mes y han vuelto, pero el proyecto se ha tenido que paralizar porque las consecuencias después del programa han sido que el alcohol ha entrado en la comunidad, donde no existía y estaba prohibido, y su consumo ha generado problemas sociales de conflicto y violencia de género”. El proyecto a que se refiere esta ONG es un convenio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) desde 2006 con una aportación de un millón de euros para cuatro años que se realiza en reasentamientos del interior de Namibia donde viven comunidades indígenas, con las que se trabaja en relación con el desarrollo rural y el fortalecimiento de la capacitaciones sociales.

 

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) cree por su lado que este reality transmite “una imagen errónea de las comunidades tradicionales africanas”. AECID expresó su “preocupación” ante las “consecuencias negativas” que la emisión del programa puede provocar en las tribus que en él participan, . En concreto denunciaron los efectos negativos a dos de las tres tribus particpantes, los himba (en Namibia), y los mentawai (en Sumatra) en la primera edición del programa. “Es una forma, indignante de hacernos perder el tiempo a los que allí nos quedamos cuando los focos y las cámaras se van” consideran desde la fundación, que apela “al sentido común de los espectadores para que reclamen que el respeto siempre está por encima del lucrativo show”.

 

Para acabar, lo que ya ha publicitado Cuatro para los Hammer y que podeis ver con vuestros ojos en su propia web “Los Hamer viven en una apartada región al sur de Etiopía y son considerados como uno de los pueblos más tradicionales de su país. Cuando a un niño le duele el estómago, esta tribu mata a una cabra y le coloca los intestinos en la cara para que sane pronto. Uno de sus más destacados rituales tiene lugar en el paso de la juventud a la madurez. Para convertirse en hombre, el niño ha de saltar desnudo por encima de una larga fila de vacas, mientras los miembros femeninos de su familia reciben latigazos como símbolo de orgullo y devoción. Cuantas más cicatrices tenga una mujer hamer como consecuencia de este rito, más respetada será. Una de las señas de identidad de este pueblo es el pelo de las mujeres: lo pintan de color rojizo con una mezcla de ocre y grasa animal. En cuanto a su gastronomía, no es extraño verles tomar sangre de toro.”

 

Como garrulo español “perdido” que ya ha estado con los Hamers , quizá deba aclarar que el matar un animal en la tribú se hace en contadisimas ocasiones, ya que es bien escaso y preciado. Respecto a su medicina tradicional, que viene relacionado con ritos de respeto hacia los antepasados hamers y respecto a la archifamosa ceremonia donde las mujeres son azotadas como propia voluntad (recuerdo el debate la noche antes que hicimos entre todos los compis de viaje si debiamos estar presentes o no, y en el el caso de estar presentes cómo debiamos de estar presentes, ya que tampoco me apasionaba demasiado esta costumbre hamer en si) puedo contar una anecdota que hará entender qué sociedad es más “civilizada” en los terminos que plantea el programa. Recuerdo que estando en la ceremonia , hicieron su aparición unos italianos que habían llegado algo tarde a la parte de los azotes, casí al final de esta parte de ceremonia. Como locos empezaron a hacer fotos (supongo para poder explicar qué salvajes son estos Hamer), pero lo más alucinante fue cuando uno de aquellos italianos le hizo gestos a un Hamer para que volviese a azotar a la mujer porque no le ha salido bien la foto… Sé que para la mujer hamer era un orgullo ser azotada de nuevo como forma de declarar “qué pedazo de mujer que soy”, y que es dificil de entender esta actitud, pero me parece una aberración que lo tenga que hacer para que alguien haga una foto. No sé vosotros , ni la cadena Cuatro, pero tengo mis dudas en calificar a según quién de más civilizado sólo porque tenga coches y camaras de fotos.

 

Supongo que en Cuatro no se molestaran en informar que a finales del XIX, el Emperador etíope Menelik II entrando en la carrera de las potencias europeas por la conquista del mayor territorio posible en Africa y , para parar el avance británico desde Kenia, conquistó todas los territorios, hasta entonces independientes, que le separan a su imperio de la presencia europea en el norte de Kenia. Como resultado de la conquista los Hamer perdieron algunas de sus instituciones tradicionales, y aquellos que huyendo de las tropas del Emperador, se refugiaron en tierras del norte de Kenia, a su regreso trajeron costumbres y formas de organización social que adoptaron de los pueblos que les acogieron durante el destierro. Como consecuencia también de su rechazo al sometimiento a la administración extranjera, grupos Hamer que tuvieron que abandonar sus viviendas en las tierras montañosas, ahora en poder del Imperio etíope, adoptaron un vida nómada que les permitiera mantener su vida independiente y huir de la posible esclavitud, convirtiéndose en gentes sin tierra. Dejaron la agricultura y adoptaron la ganaderia. Desde aquel momento la comunidad con sus instituciones, por ejemplo los “grupos de edad”, dejaron de ser importantes, cada familia era responsable de sí misma, y cada cual tomaba la determinación sobre lo que era mejor para él . Cada cual decidía qué ritos tenía que mantener para asegurar el bienestar de su familia y sus rebaños. La cadena Cuatro ha contratado una familia Hamer, para explicar (según ellos) toda una cultura formada por miles de familias, obviando el hecho de que cada familia ha decidido en estos dos siglos, qué ritos tenía que mantener para asegurar el bienestar de su familia y sus rebaños.

 

Tampoco dirán nada en la Cadena Cuatro, sobre el sarampion, los parásitos, o la propagación del paludismo debido a las picaduras de insectos que asolan a la gente Hamer. Ni que al gobierno etiope (como a los paises occidentales) le importan un comino las miserias de su sufrido y abnegado pueblo, sobre todo los que no son ni Amara ni Tigray, como es el caso de los olvidados pueblos del sur del pais.

 

Lo dicho: Es mucho más “civilizado” y menos primitivo, pasar por encima de quien haga falta con tal de ganar algo más de dinero.
Toni Campos.

10 Responses to “Perdidos en la tribu”


  1. 1 Martin febrero 4, 2010 a las 8:47 am

    Comparto la indignación que me ha producido ver este tipo de programas y los comentarios que he tenido que observar en los principales culpables de que existan, los espectadores….. pero así como sacamos lo más crítico de nosotros cuando vemos como se desvirtua la realidad que algunos conocen, creo que también las organizaciones y asociaciones deben hacer una profunda autocrítica de sus acciones y colaboraciones valorando, si su saber hacer conlleva a consecuencias más desfavorables que las que ya sufren algunas sociedades, aunque personalmente creo en concreto los Hamer y pese a su invasión cultural con todo tipo de propuestas occidentales paranoicas no es un pueblo a compadecer por su situación ya que es una sociedad profundamente integrada con la naturaleza que asegura su sostenibilidad sino es invadida, pienso que desde nuestra comodidad europea y reflejado en nuestros hij@s hay valores, costumbres que trasladamos que conllevan a empobrecer el alma y promover futuros espectadores aburridos por la falta de de realidad de sus vidas…. que és más feliz un niño socialmente integrado en su cultura milenaria sostenible a la que respeta y al cual el grupo protege o un niño rodeado de falsa riqueza y bombardeado para que busque el individualismo consumista insostenible…. da que pensar como enfocar las relaciones y colaboraciones culturales sin que una de ellas quede mermada y convertirda su riqueza en euros destruyendo su independecia y diversidad….. Bueno, no hay que olvidar que al final nosotros tenemos el mando para cambiar…

  2. 2 Rosa María febrero 4, 2010 a las 10:53 am

    Como madre de dos niñas nacidas en Etiopía, comparto la indignación de Toni Campos. Le agradezco la noticia, porque vivo fuera de España y no tengo acceso, por fortuna, a este tipo de canales televisivos. Creo que sería importante hacer llegar nuestras quejas directamente a los productores de estos programas, por lo que agradecería saber la dirección de correo electrónico del canal CUATRO y animaría a todos los ‘indignados’ por este programa, a todos los que no se sientan tan ‘eurocéntricos’ para poder mirar a los demás pueblos con ojos de sana curiosidad y respeto, a enviar sus críticas al citado canal.

  3. 3 Yirgalem Yifru Sisay febrero 4, 2010 a las 2:54 pm

    Mis saludos a Toni Campos y me gustaría decirte muchas gracias por tu amplia exposición de esta “comunidad de Hamer” que forma parte del territorio llamado Etiopía.
    Realmente ni los que pensamos que somos “originarios” de Etiopía somos conciente de lo que estabas planteando. Es una de las “enfermedades” que debemos curar. Ahora la miseria se ha utilizado para vulnerar los derechos de los demás, y olvidar de la ética moral.
    Comprendo y me llena de una gran satisfacción tus reflexión y la síntesis de Martin en el sentido de tus planteamientos. Cuando falla y/o falta la ética se pierde TODO. El ser humano no solo vive de alimentos y agua. Cualquier tipo de interacción social debe llevar consigo un profundo respeto al prójimo. Todo lo que pasa en esta vida tiene un ¿porqué?. Detrás del “diferente” del “rara” 7 “exótico” etc existen muchas cosas al menos curiosas.
    Por lo general es lo que ignoramos y le calificamos con expresión peyorativas. Por suerte y menos mal hay muchos dentro de la sociedad moderna que pensamos de OTRA FORMA. Capaces de ver de lo que no quieren que veamos. Por esto gracias por hacernos ver la otra parte de esta “comunidad Hamer”. A pesar de ser catalogado como etiope, he aprendido y revise algo de esta comunidad esta mañana.
    Hago esta nota emocionado y admirando tus exposición sobre el tema.

    Efectivamente Etiopia y muchos de la zona aun se mueren por enfermedades totalmente controlables y curables, el régimen actual pasa de todo pero también AECID colabora con ello, y le aplaude de su irresponsabilidad. Se incentiva para que le controle a los llamados “piratas” de Somalia. Estos piratas viven frente de su casa al lado del océano Indico, y más de 15 años sin una organización y estructura social que le representen. Y le llamamos “pitaras”. Mi pregunta es: De aquí a 20 ó 30 años cuando surja acciones de rebeldía a los intereses de las multinacionales ¿Qué nombre le darán a los salvajes de ahora ???. Porqué todos estamos observando, tomando nota y nuestros hijos seguirán aprendiendo de las formas de relación entre los pueblos y países. Será tolerable y admisible esto …..
    Una vez más gracias a Toni, Martin y Rosa María. El mundo es mejor pensando en personas como ustedes y no estos MODERNOS Y CIVILIZADOS.
    Me llamo Yirgalem Yifru Sisay.

  4. 4 Manuel febrero 6, 2010 a las 7:58 am

    También me uno a la indignación por este tipo de programas. Y esto no deja de ser un paso desgraciado más de hacia dónde vamos. Si no se ha planteado, propongo que llenemos de quejas las páginas de cuatro.

  5. 5 Carmen febrero 6, 2010 a las 10:18 pm

    Comparto absolutamente todo lo que expones en tu comentario sobre este programa y te doy las gracias por ello. “Perdidos en la tribu” como todos los realities, buscan atraer audiencia no importa cómo y consecuentemente : ganar dinero. Me parece indignante y me toca especialmente en lo más profundo de mi ser porque mis hijos son también etíopes y nos sentimos orgullosos de ello y conocer esta comunidad a través del montaje de un programa de estas características me parece sencillamente un insulto.
    Por supuesto no les doy ni les daré jamás un segundo de mi tiempo.

  6. 6 uzuri febrero 9, 2010 a las 8:58 pm

    Totalmente de acuerdo Toni !!
    Ese programa no tiene ningún sentido, se encuentren en Etiopía ,en Indonesia o donde quieran que estén…Como alguien ha comentado más interesante sería retratar la sociedad incívica en la que vivimos, en la que se aplaude al “más listo” y a los que van por libre sin respetar las mínimas normas de convivencia y se toma por tonto al que quiere ser respetuoso y consecuente.Eso sí que es vivir en una sociedad avanzada y ejemplar…

  7. 7 inmaculada febrero 15, 2010 a las 2:26 pm

    Estoy de acuerdo. Gracias por tu opinión Toni.

  8. 8 Carlos Coruña febrero 16, 2010 a las 1:26 am

    Por favor alguien debía decir algo, mi palabra en ese sentido, es fatua, no llega. Los hamer maltratan, y desde nuestra cultura, -interelación-, da no se que enjuiciarlo pero voy a decir q no es admisible, confortable, q palabra utilizar? malestar, decir esto.Lo dicho hagan llamamientos a cuatro para q suspendan el programa. Yo no quiero eso. Decía freud q el primer hombre que utilizo la palabra, y dejo el daño, ese hombre creo la cultura. Un saludo

  9. 9 Raquel García febrero 19, 2010 a las 3:33 pm

    En nombre de Survival International, gracias, Toni, por tu brillante exposición del problema y por compartir con nosotros tus experiencias con los hamer.

    Como bien dice Toni, en Survival llevamos a cabo una agresiva campaña contra el tratamiento dado a los indígenas en la primera edicición del programa. Nunca recibimos respuesta directa de Cuatro ni de la productora. Ahora vuelven a la carga, promocionando el programa con la frase “El vecindario más salvaje”.

    Nuestra campaña “Plántale Cara al Racismo” tiene por objeto cuestionar las descripciones racistas que se hacen de los pueblos indígenas en los medios de comunicación, aun cuando se utilicen de forma inconsciente. Hemos creado una web en la que podéis enviar postales electrónicas a los responsables de distintos programas y medios que han utilizado terminología racista para referirse a los pueblos indígenas: http://www.survival.es/plantalecara. También podéis solicitar postales impresas que os enviaremos de forma gratuita. Desde aquí os animo a todos y todas a participar en esta importantísima campaña.

    También aprovecho, ya que estamos hablando de Etiopía, para invitaros a visitar la página web de los indígenas del Valle del Omo: http://www.survival.es/indigenas/valledelomo, amenazados por una enorme presa hidroeléctrica.

    Muchas gracias de nuevo por todo lo que hacéis por los pueblos indígenas.

    Un saludo,

    Raquel García
    Responsable de Difusión
    Survival International

  10. 10 Susoñador marzo 1, 2010 a las 1:05 pm

    Ayer miré unos instantes el programa “perdidos en la Tribu” intrigado por un anuncio en el que una gañana española le enseñaba a pasear un modelo con soltura a una aborigen de papúa, pero lo que vi en los escasos minutos de zaping me repateo de tal forma que decidí cambiar, no ver más, para no ser cómplice de ese vil programa, en el que no solo se ridiculiza a una gente que lleva miles de año viviendo así, sino que se les lleva nuestro mundo…
    El año pasado me encontraba trabajando en el norte de Mozambique y no supe de este experpéntico programa, pero tras mi sorpresa hoy busco información y resulta que esta es la segunda edición, por lo que la primera tuvo el éxito deseado y se repite, lo que quiere decir que no sólo la sociedad no se ha quejado, sino que le ha gustado esta basura.
    Me duele ver como en el siglo XXI seguimos colonizando el mundo y ahora como entretenimiento.

    Trataré de transmitir mi malestar a a cadena de cuatro, pero presiento que estarán más satisfechos de me haya pasado por su programa; aunque sea unos minutos, y aunque fuera para vomitar el hígado,que preocupados de mi queja, ya que no seré el primero ni el último.

    A Toni Campo, siento que tengas que ver en la tele como ridiculizan a tu otra gente, un abrazo y animo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: