Mi muñeca africana

 Addis Abeba, Ethiopía, 6 de Marzo de 2007, once y media de la mañana, yo espero reunirme con mi hija en unos minutos pero,un poco antes del encuentro,los niños que estaban en la casa de acogida de nuestra Ecai, vienen a saludarnos.

 Para ese encuentro se nos prepara incluso tanto cómo para el encuentro con nuestros hijos, pero, ni todas las palabras, ni todas las preparaciones del mundo son capaces de controlar al corazón desbordado que está dentro de nuestro cuerpo a punto de estallar, así que, entrar en esa sala,hecha un manojo de nervios y ver a todos los niños y niñas sentaditos en unas sillas,mirándonos con cara de…por qué no nos llevais con vosotros??? hizo acelerar si cabe un poco más mi corazón…

 La cabeza te vuela, el corazón te estalla… te los llevarías a todos contigo pero no puedes,de todas formas,aún que la comparación es muy radical, he de decir que cuando hace más de 15 años fui a escoger un cachorro de cocker para llevarmelo a casa,no pude escoger, dejé que un cachorro me escogiera a mí y ese, el más pequeño, el más débil, se vino conmigo por que fue él y no yo, quien lo decidió…

 Esa mañana de Marzo,una niña se acercó a mí,rodeó con sus bracitos mi cuello, me agarró tan fuerte que casi me dejó sin respiración, era una niña de unos dos o tres años, con pelo largo, dos grandes trenzas y una sonrisa que aún, cuatro años después, no he conseguido olvidar.

 En aquel momento, me la habría traido conmigo…iba a recoger a mi hija Meseret y cómo dice Ikea,donde caben dos, caben tres…

 Unos amores surgen sin necesidad de tocarse,de verse cara a cara,cómo me pasó con mi hija,de la que me enamoré nada más conocer su existencia,sin ver su foto,pero me requeteenamoré al ver la foto,y me enganché al cogerla en brazos,pensando que ojalá ella sintiese la misma química conmigo que tenía yo con ella… ya que había oido hablar mucho sobre químicas… durante esos años que la esperé… pero, otros amores surgen a primera vista, a primer tacto, a la primera caricia… y esa niña desconocida, de la que ni fui capaz de preguntar su nombre, lleva conmigo cuatro años, en mi memoria, en mis pensamientos, en mi corazón…

 No dejo de pensar en ella,no puedo!! sé que estará en alguna casa,con alguna familia, imagino que incluso cerca, en Galicia, ya que lógicamente todos esos niños eran adoptables y la mayoría ya estarían incluso asignados a sus nuevas famlias, pero… igualmente que pensé mucho en la reacción de mi pequeño bebé de menos de seis meses, en lo que habría sentido cuando la saqué de la casa,la subí a un taxi y nos fuimos a la casa de huéspedes donde nos alojábamos…pensé mucho en los que quedaron allí, en sus cabecitas, en sus corazones rotos pensando en que escogimos a otros niños y no a ellos… por que, cuando unos días después pasamos de visita por la misma casa, ya sin nuestros niños pues veníamos de unos papeleos donde no nos dejaron llevarlos… la cara de esa misma niña era cómo de… estoy aquí!!!…pero, la mía era de… no puedo llevarte conmigo aún que me voy con el alma partida…

 Y sí, de Addis Abeba me traje un inmenso regalo de por vida, mi hija Meseret, mil recuerdos, mil olores, mil colores, mil sensaciones y una pena, que fue no traerme dos hijas en lugar de una….

      Esté donde esté mi muñeca africana, que sea feliz!!!

Texto y fotografía: Paula Pahino.

* Si te ha gustado, deja un comentario en positivo en el apartado “Comentarios” . El recuento de número de estos comentarios será la forma de otorgar los premios.

* Bases del concurso y relatos ya publicados

12 Responses to “Mi muñeca africana”


  1. 1 alex marzo 14, 2011 a las 10:47 pm

    qué dificil es ese momento en el que tú te vuelves a tu tierra, a tu seguridad, a tu comodidad, y ellos se quedan allí mirándote con esos ojos…

  2. 2 Samaiaui marzo 14, 2011 a las 10:54 pm

    Que relato tan entrañable. No me puedo imaginar la pena que sentirías al ver com se te abrazaba esa peque y saber que no te la podías llevar. Y lo más fustrante es que no les puedes explicar a ellos que tú no has elegido a uno u otra, es que ha sido así. Todos encontrarán una familia, pero el que se queda más tiempo sufre por que no comprende por qué no es él.
    Felicidades por tu hija.
    Un abrazo!

    Samaiaui

  3. 3 Merce marzo 15, 2011 a las 7:29 pm

    Bonito relato, es dificilísimo de explicar a los que no han pasado por este proceso el sinfín de emociones que pasamos.

  4. 4 monica marzo 15, 2011 a las 7:42 pm

    NO puedo ni escribir tengo los ojos empapados de lagrimas, que maravilloso relato!

  5. 5 marina marzo 15, 2011 a las 8:38 pm

    Que momentos más inolvidables y llenos de emociones. Es para mi un placer haber compartido contigo ese maravilloso y a la vez dificil día. Quizá todos llevemos en el corazón a alguien que hemos “dejado” allí. Gracias por compartir con nosostros esas emociones.

  6. 6 Carmen marzo 15, 2011 a las 9:03 pm

    Paula, amí me pasó igual y como tú, tengo la imagen de esa niña grabada en mi mente. Yo tampoco recuerdo cómo se llamaba pero sí tengo una foto que le hice. ¿Qué habrá sido de ella me pregunto también?

  7. 7 BETTYGS marzo 15, 2011 a las 10:13 pm

    merce, dices que es dificil explicar las emociones a los que no pasamos por esto, pues a nosotros no nos resulta díficil entenderlas, a mí cada vez que leo las cosas que contais y hablo con gente que estuvo allí y pasó por lo mismo se me pone la piel de gallina y me imagino lo mal que se tiene que pasar dejando a tantos niños y con tantas necesidades. El relato es precioso, ojala más gente se decida a escribir sus experiencias.

  8. 8 Leticia marzo 15, 2011 a las 11:44 pm

    Precioso el relato y preciosa la historia. Ojala pudiera leer esta historia algun dia, debe ser precioso saber que la amaron antes de llegar sus papas con los que seguro es muy muy feliz, tanto como lo es Meseret con su mami.

    Espero experimentar esas sensaciones tan fuertes algun dia cuando vaya en busca de mi futuro hijo.

  9. 9 Cristina marzo 16, 2011 a las 9:09 am

    Gracias por compartir tu historia y esos sentimientos, realmente has hecho que me metiese en el papel…me he emocionado…

  10. 10 Anabel marzo 17, 2011 a las 11:13 pm

    GRACIAS, gracias por compartirlo con tod@s nosotr@s. Qué duro y que hermoso a la vez…

  11. 11 María J. marzo 23, 2011 a las 7:46 pm

    Qué historia más bonita y más triste, pues cuando el corazón anhela un amor tras haberlo sentido es muy difícil olvidarlo si no está en tu vida.
    Pero seguro que esa pequeñaja está con su familia superfeliz.

  12. 12 Sonia ( Elda ) abril 14, 2011 a las 8:30 pm

    Como siempre lo tu escribes ME ENCANTA.
    Besos para las dos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: