Unidas por un hijo

 Unidas por un hijo.

Cuando comenzamos nuestra adopción había imaginado mil veces el rostro de mi hijo, su edad, su sexo, sus gestos… buscaba en cada foto ese niño que algún día sería mío, pero si algo nunca imaginé fue a su madre.

 Esa madre que me encontré en un expediente, como un datos más. Allí pude leer su nombre, su dirección y el motivo por el cual entregaba su tesoro más preciado… SU HIJO!.

 En nuestro camino a Addis empezó a estar cada vez más en mi mente, pero fue cuando pude oler por fin a A. cuándo se hizo más real, despertó algo muy especial en mi corazón.

 Ya en el hotel con A., a sus dos añitos de edad, me pude dar cuenta de la importancia que ella había tenido en su vida. Era un niño gordito, bien cuidado físicamente y lo más importante… emocionalmente. Él buscaba las caricias, mis pechos y mi calor.

 En un segundo comprendrí que mi hijo había conocido el cariño de una madre, y eso es lo que buscaba en mí a cada segundo.

 Por las calles de Addis buscaba en cada rostro de las mujeres, algún gesto que me hiciera ver a mi hijo e imaginaba como aquellas madres tenían que seguir respirando, sin tener el derecho a llorar a sus hijos perdidos.

 Una vez en casa, esas ganas de conocer su rostro fue a más. Necesitaba enseñarle cada progreso de su bebé, cómo comenzaba a hablar, como comenzaba a bailar y cómo tenía dibujada esa maravillosa sonrisa en la cara.

  La búsqueda dieron sus frutos, y mucho más de los que yo esperaba!. Esa madre lloraba de saber que la familia adoptiva de su hijo la quería en sus vida. Que ella era parte de la nuestra, y qué su hijo crecería sabiendo como se llama su mamá de Etiopía, esa que lo cuido y entregó su felicidad a cambio de la de él.

  Hoy sigue su crecimiento día a día, y las dos compartimos un sentimiento de unión que mucha gente no puede comprender. Un sentimiento que no entiende de colores, ni distancia, ni fronteras… solo entiende de amor, de amor por NUESTRO HIJO.

Dedicado a ti, mi vida, y a tí N., que me entregaste lo más bonito del mundo. Algún día, no muy lejano podremos abrazarnos y llorar juntas… porque yo siento tu dolor.                                                                                    

Texto y fotografía: Alicia Millán. 

 
 

 * Si te ha gustado, deja un comentario en positivo en el apartado “Comentarios” . El recuento de número de estos comentarios será la forma de otorgar los premios.

* Bases del concurso y relatos ya publicados

Anuncios

27 Responses to “Unidas por un hijo”


  1. 1 Maite marzo 16, 2011 en 11:21 pm

    Eres muy valiente. De verdad que lo pienso así. Yo he sentido lo mismo que tú y, aunque a mi hijo se la nombro y le transmito que es su madre biológica y que no es un tema tabú en casa, no me he atrevido a dar el paso que tú has dado. Enhorabuena por ello y por el relato.

  2. 2 Marta marzo 17, 2011 en 9:33 am

    Aún sabiendo ya la historia,me has hecho que me emocione de nuevo. Pienso que eres muy valiente y por eso te admiro. Muchos besos

  3. 3 Cristina marzo 17, 2011 en 12:08 pm

    Me parece un relato emotivo y con mucho sentimiento de empatía hacia esa madre biológica… me parece un gesto admirable por tu parte compartirlo…

  4. 4 poche marzo 17, 2011 en 1:02 pm

    me ha encantado!

  5. 5 ruth marzo 17, 2011 en 1:09 pm

    muy bonito!

  6. 6 Anabel Ramos marzo 17, 2011 en 1:17 pm

    Muy bonito Alicia…. precioso!

  7. 7 yohan marzo 17, 2011 en 1:30 pm

    Vivir esa situación sin duda impresióna y he vivido más de una, os abrazaréis, lloraréis y no habrá barreras en el idioma, será como ese familiar que tanto querías y que hacía tanto tiempo que no veías, porque, sin duda, en el momento del encuentro formarás parte de su familia y ella de la tuya.

  8. 8 cristina marzo 17, 2011 en 3:11 pm

    son preciosas cda una de las palabras q dictas aki,eres una gran luchadora y una gran madre,y esmaravilloso q cuides de cada momento de su vida, de sus raices, de su otra mamá…. me encanta tdo lo q has escrito y me siento orgullosa de tener una amiga cmo tú, y con tan gran corazón, eres impresionante.

  9. 9 Maria marzo 17, 2011 en 3:12 pm

    Precioso Alicia!

  10. 10 Tamaka marzo 17, 2011 en 3:29 pm

    Me encanta!!

  11. 11 inma marzo 17, 2011 en 3:30 pm

    es precioso,todavia tengo los vellos de punta,me ha encantado.

  12. 12 paula marzo 17, 2011 en 4:07 pm

    Precioso alicia,estremecedor

  13. 13 Sonia marzo 17, 2011 en 4:31 pm

    Precioso Alicia, me ha emocionado tu relato.

  14. 14 Carmen marzo 17, 2011 en 5:08 pm

    Yo viví este verano el encuentro con ella, y, de verdad que no tengo palabras para describir tantas emociones vividas. Besos
    Carmen

  15. 15 Leticia marzo 17, 2011 en 5:15 pm

    Yo soy madre biológica de una niña de casi dos años (sigo a Abay y el mundo de la adopción a través de una amiga) y este relato me ha hecho ponerme en el lugar de todas esas madres que, por diversas causas, tienen que dejar a sus hijos en manos de otras personas… me parece horrible siquiera pensar que pudiera pasarme a mí pero, si así fuera querría que mi niña estuviera con una persona que sienta como tú… felicidades por el relato y por la “vida” que tiene detrás.

  16. 16 Ruth marzo 17, 2011 en 6:39 pm

    Ali es preciso tu relato,es bello no enterrar el pasado de nuestr@s hij@s sino construir un presente donde les ayudamos a entender y a convivir con sus 2 familias,o mejor con una nueva y gran familia 🙂 Besazos preciosa

  17. 17 Bea marzo 17, 2011 en 8:46 pm

    Doy fé de que estas palabras no están dichas por decir. Salen sinceramente del corazón. Te felicito, Alicia.

  18. 18 mati marzo 17, 2011 en 9:30 pm

    QUE LINDO, ME HA EMOCIONADO MUCHO. BESOS

  19. 19 pepe marzo 17, 2011 en 9:35 pm

    precioso hermana!

  20. 20 maria del carmen millan norte marzo 17, 2011 en 11:00 pm

    oh bonita pareciera que hubiera viajado contigo a etiopia tu relato es imprecionante,como lo describes todo y sobre todo como te puedes poner en la piel de esa madre………me hace llorar

  21. 21 Anabel marzo 17, 2011 en 11:23 pm

    no sé que decir… que me ha emocionado?
    Ojalá se repita esta historia muchas veces y esas madres que renunciaron a lo más preciado de sus vidas puedan verlos crecer, aunque sea en la distancia,…y sentir que su sacrificio valió la pena.

  22. 22 María marzo 18, 2011 en 7:09 am

    Precioso el relato, Alicia! Me ha emocionado!

  23. 23 Uzuri marzo 21, 2011 en 9:09 pm

    Alicia !!
    Ya no hace falta que escriba yo mi relato porque lo has contado tan bien y tan clarito…
    felicidades

  24. 24 monica marzo 22, 2011 en 7:08 pm

    Muy bonito, y muy valiente por tu parte, dar este gran paso… creo que vuestro hijo os lo agradecera…

  25. 25 idaira marzo 25, 2011 en 10:35 am

    precioso, me he quedado sin palabras

  26. 26 alicia marzo 25, 2011 en 7:17 pm

    maravilloso me ha encantado.

  27. 27 Sofia abril 28, 2011 en 1:14 pm

    Me ha emocionado mucho leerte, dice mucho de ti que quieras llenar todos los huecos de la vida de tu hijo, siempre que este a tu alcance, y su madre biológica es de las cosas mas importantes. Ellos tienen historia y es nuestro deber que no la olviden y que estén orgullosos de ella, para eso sus madres bio hicieron ese gran sacrificio, para que ellos sean felices .Un fuerte beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: