Hola Nerea;
Soy Rosa, la mamá de Brehan, de 5 ó 6 años aproximadamente. Te explico un poco de qué va la cosa.

Hace poco más de un año que recogí a mi hija en Etiopía, y la adaptación y la vinculación creo que están funcionando bastante bien.
El problema, es que cuando la recogí en la casa de transición el pediatra me dijo que tenía un año más.
Una vez que llegamos aquí y tras realizarle la prueba ósea se confirma que tiene un año más. Al principio todo el
mundo me aconsejó no cambiarle la edad, porque un año no es realmente importante, cuando digo todo el mundo me refiero
a pediatras y psicóloga de la ECAI, además de tus allegados, un poco pensando en la adaptación, el idioma etc.
También leyendo en foros de adopción, gente que está muy puesta en estos temas, aconsejan incluso infantilizarlos para facilitar
la vinculación, no sé si esto será del todo correcto. Así, que ante toda esta información, recogida de aquí y de allí,
decido no cambiarle la edad.
El caso es que, la niña, que es muy lista, a los cuatro meses de estar aquí ya leía, con dificultad, pero lo hacía ante mi sorpresa
y la de su maestra, y terminó el curso leyendo y escribiendo en mayúsculas, hablamos de 2º curso de educación infantil.
Al pasar a 3º de educación infantil, y cambiarla de colegio, la maestra que tiene este año, y mucho más observadora e implicada
que la anterior, me dice que si le he hecho la prueba de la muñeca, que la ve muy madura para tener 5 años.
Le explico todo lo que te he contado anteriormente y me dice que debería aumentarle la edad, porque es muy madura, que termina
las tareas la primera, y luego se dedica a ayudar a los demás y que ella considera que es una pena que esté perdiendo el tiempo.
También se plantea si puede sufrir algún tipo de rechazo por parte del resto de niños en un futuro por ser mayor que ellos.
A mí personalmente esto no me preocupa, porque Brehan es una niña muy sociable y no creo que esto se dé,
más bien creo que el rechazo pueda ser de ella hacia los niños de su clase por considerarlos más infantiles.
Otra cosa que me preocupa es que sea crea con unas capacidades que en realidad no tiene, que piense que va sobrada
y que no necesita ningún esfuerzo, y también me preocupa el tipo de relación que pueda establecer con los niños de su edad, a los que
cuida como si fuesen bebés, les explica la lección, les ayuda a ponerse y quitarse las chaquetas etc.
Bueno, como ves estoy dudando si es o no conveniente cambiarle la edad, porque además de su madurez, físicamente les pasa
a todos una cabeza y es muy corpulenta. Lo que sí parece seguro es que tampoco tenga más de un año, puesto que todavía
no ha cambiado ningún diente de leche, y la pediatra y el dentista me han dicho que todavía no ha cumplido los 7 años.
Después de toda esta exposición mi pregunta es, si me puedes ayudar, cuáles serían los pros y los contras de aumentarle la edad,
si consideras que dejarla en este curso no es tan grave o qué hacer.
Estoy hecha un lío.
Muchas gracias, Rosa.

Hola Rosa!

Esto que planteas es un poco complicado, a ver si lo desengranamos y podemos avanzar…

Entiendo que Brehan no tiene más de 6 años, el pediatra de allí, que sabe de “normalidad etíope” en cuanto a parámetros propios

que nos son los nuestros te lo adelantaba, aquí se reafirma con la prueba osea.

Con lo cual tiene 6 años o cerca, no más. El caso es que nuestros niños destacan por dos cuestiones, casi siempre:

ser más maduros que el resto (por su historia familiar, aunque haya sido una adopción temprana, han vivido como supervivientes) y que son más grandes, entiéndase como más altos, más “hechos”…

Todo ello lleva al resto a cuestionar constantemente su edad, que no cuadra, que no parece, que seguro que…

Con los que trajimos a los niños bebés, como yo que tenía 40 días en la asignación no hay mucha discusión… Ahora que… De verdad,
yo a veces dudo de su edad, va muchísimo más avanzado y es mucho más alto, y tiene conductas esperables
en niños y no bebés. Y no es tan especial.

¿Qué pasa? Son, en general, muy espabilados, tienen curiosidad, interés, movimiento, deseo de relacionarse, observan
y analizan todo… Yo creo que es un exceso de energía etíope, que es increíble.. y mucha vida, ellos que han vivido muy
temprano estar al límite… y han podido!

Quiero decir con esto, que incluso acertando en la edad, como muchos casos que conozco, los niños funcionan
de modo similar a Brehan: se relacionan con más mayores (muchas veces solo les interesa el adulto) porque los de su edad
le aburren, aprenden rapidísimo el idioma y siguen en ritmo de la clase a la vez que analizan todo, son muy cuidadosos y
perfeccionistas, razonan de forma elaborada, manejan las relaciones con iguales, son líderes, carismáticos,
con habilidades sociales… Y llaman la atención.

Claro, si además, a esto le unimos que las vivencias previas de Brehan le cogen “mayor”, es algo reciente
y hace lo posible por adaptarse y satisfacerte (que es su modo de agradecer, el modo inconsciente de “pagar”,
de encajar, de ser reconocida y querida y buena -como quieren que les veamos todos los hijos-) pues nos encontramos esto.
Seguro que resulta brillante. Seguro que se siente grande, fuerte, lista… es que repito de nuevo, no es para menos, está viva!!
Está bien!!! Es una campeona!!!

Pero… ahí hay muchísimos niños que no han pasado nada ni parecido, adultos preocupados en observar,
atentos a que todo vaya según la “normalidad”… y he aquí el problema…

¿Qué se puede hacer? Primeramente tener paciencia, lo cierto es que a la larga un año no tiene importancia, igual que
las diferencias significativas que se observan en las aulas de preescolar, que a veces son increíbles y se sabe que luego
se compensan. De hecho sabes que hay niños en el mismo aula que entre sí se pueden llevar un año menos un día
por haber nacido el 31 de Diciembre o el 1 de Enero…

Yo no soy partidaria del cambio de aula salvo en casos muy evidentes, primero porque refuerza su idea de ser “más listos”
(Piensa que si no hubiera despuntado en nada y fuera de lo más normalita, poco a poco y con alguna dificultad… nadie hubiera
propuesto esto… y seguiría siendo un año mayor…)- ¿Por aprovechar más? Bueno… si al final va a llegar donde el resto, no es un caso de “superdotación”…

Si cambia de aula será un gran cambio, a nuestros niños les cuestan muuuuucho los cambios y pueden provocar ciertas
crisis o regresiones (no digo que sea siempre así va a depender de cada uno, sensibilidad, apego, vivencia anterior, estilo adaptativo…),
puede haber miedo, miedo a perder de nuevo. Además se refuerza, también, la idea de que “soy diferente”, ya que a ningún
otro niño -“normal”- se le adelanta un curso…

Y destacan, pero a la larga quieren ser como todos. Luego está el tema de la socialización, son sus compañeros de aula
desde que llegó, su día a día, comparte con ellos casi el mismo tiempo que contigo… y plaf! si desaparecen… Sería un poco duro…

Más bien yo propondría una serie de estrategias para que se relacione de igual a igual (buscar juegos comunes, proponer
hacer algo si algún alumno termina antes -no decirle a ella directamente, sino como norma para la clase, aunque luego sólo lo haga ella,
no ponerla de “apoyo” a otros, aunque sea tentador, quizás se puede poner un “apoyo” a ella para que juegue a lo mismo
que el resto, rol playing para que ella haga de bebé en vez de adulta o de alumna en vez de profesora…).

Bueno, ya sabes, “redefinir” su rol, que vaya poco a poco probando a hacer otras cosas, reforzándola cuando se comporte como
una niña (y no al revés, que lo hacemos, aplaudimos las conductas maduras y nos enternecemos con las infantilizadas y los volvemos locos,
está bien lo que es adecuado y correcto para su edad… y no que hoy hagan de mamá para que me vea mi madre y mañana
de bebé para que esté contenta mi abuela… -así un poco exagerado-).

(Hablando de infantilizar, o tratarles como si fueran más pequeños, me has dicho algo de los foros que no he entendido…
que se les trate como pequeños para vincularse mejor ¿?, ya me dirás)

··· A los valientes que habéis llegado aquí: PODRÍAMOS ABRIR DEBATE sobre esto de “infantilizar”¿Quién se anima?···

Un poco por ahí Rosa… tómate lo que te digo como una orientación, una opción, para nada la más válida, en esto encontrarás
opiniones encontradas, incluso entre profesionales…

No hay muchas investigaciones ni literatura porque es algo relativamente reciente en nuestro país y hay muchos prismas
de donde mirar y mucho sobre la marcha…

Así que lo mejor es que valores posibles pros y contras, escuches, te dejes aconsejar, aprendas del que sabe y
finalmente decidas (tú) con todo ello. No hay ninguna receta secreta y al fin y al cabo eres quien mejor conoce a tu hija.

Ya me contarás.

Un abrazo;

Nerea

0 Responses to “Cuando las edades bailan”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: