Buenos días Nerea;

Estoy esperando asignación bastante inminente (0 a 3 años) y hay muchas dudas que se me pasan por la cabeza. Ayer leyendo un libro de cómo educar a tu hijo me tocó leer el capitulo de los límites y rutinas. Yo no tengo hijos y quiero hacerlo bien, entonces me lincho a leer libros por que creo que me ayuda y ayudará a mi hijo en el futuro.

Entonces ayer leyendo las rutinas le dije a mi marido que quería desde el primer día en el hotel hacer “pequeñas rutinas” como por ejemplo la rutina de comer, siesta, baño, cena y a dormir… no se, empezar a tener un orden, tanto para el niño, como para mi, porque creo que así una vez lleguemos a casa será un poco más fácil para mi y para el. Por que pienso que si ya tiene una pequeña rutina cuando lleguemos a casa no tendrá tantísimos cambios. Y mi marido me dijo que por estar 6 días en un hotel no vamos a hacer rutina ni nada, que la rutina se hace con el tiempo poco a poco, y que si el niño lo has acostumbrado a bañarlo antes de cenar que eso ni se va acordar cuando llegue a casa, ya que todo será muy diferente….la habitación, la bañera, la mesa etc.… No se, estoy hecha un lío… a lo mejor soy demasiado estricta o quiero ir demasiado rápida, mi marido dice que antes son los vínculos y luego ya llegaran las rutinas, pero yo le digo que se pueden hacer las dos cosas a la vez ¿no?

Igual que los límites, evidentemente que no puedes establecer limites el primer día, pero si el niño tiene 2 años o mas pues si estamos jugando en el hotel y tenemos que ir a comer pues empezarle a decir que antes de comer se ha de recoger y mientras yo recojo los juguetes que el lo vea y que el también participe en el juego de recoger los juguetes…para que esperar a llegar a casa? Eso es lo que pienso…no se a lo mejor es que quiero ser muy exigente… Nerea…que crees tu?

También había pensado de decirle a la ecai que hable con la casa-cuna y que pregunte los horarios de las comidas, cenas, siestas… para yo tener una idea de su rutina diaria y cambiarle lo menos posible. ¿Qué te parece? No se, a veces pienso que tanto pensar y luego cuando tenga al niño/a delante me bloquearé y todos los libros que he leído no me servirán de nada…

Muchas gracias Nerea .

Ana.

Hola Ana;

Por partes…

Me encanta tu “preocupación”, este gasto de energía, que yo lo entiendo como una vía de doble entrada: te da tranquilidad ir formándote para algo nuevo que quieres hacer muy bien y “algo” para hacer durante el proceso, para llenarte. Los padres, los adoptivos especialmente, nos hacemos devoradores de información mientras esperamos, a veces mucho.

Yo estoy completamente de acuerdo contigo en la importancia de las rutinas, creo que a base de leer estarás al corriente de cuantas técnicas, recomendaciones y pautas se aconsejan. Así que no entramos en esto. Yo iría por partes.

1º. Aun no sabéis la edad del niño/a asignado y varías muchísimo las necesidades según la edad. Tampoco su grado de madurez, equilibro, salud, vivencias…este punto mucho más importante.

2º Los días en el hotel van a ser un caos, a todos los niveles, pero sobre todo emocional. El estrés que viviréis en esos días será importante, el del niño/a mucho más, aunque en apariencia no sea consciente.

3º Dejaos llevar. Intuición. Nuestros antepasados no tenían ni idea de las ciencias psicoeducativas que hoy se estudian y salimos adelante, incluso evolucionamos! Estamos preparados genéticamente para saber qué hacer, aunque nos parezca imposible.

4º Esos días permitíos que sea él/ella quien marque el ritmo, va a venir determinado por su necesidad. Y centraos en las emociones, en lo que parece necesitar, en cómo reacciona, en cómo os sentís vosotros. Y quedaros ahí, intentando “enamoraros”, conociendo, explorando, probando, avanzando y retrocediendo. Es un juego sutil, no podemos predecir cómo irá.

5º. Tener estrategias para la vida cotidiana os dará seguridad. Esperad a ponerlas en marcha cuando este conocimiento mutuo esté en marcha. El niño estará a la expectativa y querrá saber de vuestro funcionamiento, pero más a otros niveles “si estás ahí si te necesito” (esto a veces es una prueba durísima).

6º Vuestra “cotidianeidad como familia”, con suerte, empezará hacia el 6º mes de vuelta (aproximadamente), mientras todos, y especialmente el niño vivirá en una montaña rusa de cambios y adaptaciones. No quiere decir esto que debamos esperar hasta entonces para establecer rutinas, pero sí como algo más secundario. Pensad que ya tiene sus rutinas (genial conocerlas) que se irán adaptando a las necesidades de la familia sobre la marcha. Hay que ir uniendo ambas y saber hasta que punto os ayudan y os dan seguridad, que es lo interesante de las rutinas: Un mundo predecible.

Montse entiendo que quieres hacerlo perfectamente, dentro de ese “plan” sería maravilloso que dejes un hueco para “dejarte llevar”, al fin y al cabo ser padre significa atender, acompañar, guíar (poner una guía, un espacio con límites por los que caminar) pero también descubrir, ser uno mismo y dejar espacio para salirse de la “guía” de vez en cuando y disfrutar.

Seguro que tu marido y tú, por lo que cuentas, formáis un equipo estupendo. Id aprendiendo sobre la marcha. Cada niño y cada familia es un mundo y las nuestros un pelín más complejos.

Si quieres concretamos más. Hablamos!

Un abrazo;

Nerea

0 Responses to “Cuando se acerca la asignación, crecen los miedos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: