Hola Nerea;

Soy Sara, la mamá de Hanna que tiene 4 años y llegamos a finales de agosto.

Nerea, ¿qué hago cuando casi desde que llegamos en mi casa “convivimos”, ella, yo y su familia bio? Pensé que a medida que pasara el tiempo sus comentarios irían desapareciendo. Al principio, en las conversaciones, yo preguntaba para recabar información, pero recién llegadas y con la limitación del idioma, poco sacaba en claro.

Ahora no sé cómo actuar, no sé si es bueno seguirle la conversación, ignorar su alusiones,… aunque a veces me sorprende y me da algún detalle nuevo de su familia bio, aunque sea tonto, que me gusta conocer.

Por ejemplo, este fin de semana fuimos a la playa (su primer contacto con ella, genial) y cuando llegamos a casa, antes de ducharla y después de quitarse el bañador, lo coge y con jabón se puso a lavarlo y al preguntarle qué hacía me dice: “como en mi Etiopía, mamá. Edilawit (su hermana de 7 años) y yo hacíamos así” .

Pues con todo es igual, continuamente hay comentarios alusivos a su familia aunque ya mezcla mucho la fantasía e imaginación con la realidad. ¿Es bueno para ella favorecerle el seguir manteniendo esos recuerdos? Es que parece como si fuera una traba para seguir creando el vínculo porque no sé cuánto tiempo es lo “normal” para echar fuera todo lo que necesita echar porque pienso, a lo mejor estoy equivocada, que irían a menos, pero no es así, ni a más, ni a menos, se mantienen. Yo, si se pudiera, le guardaría todos los recuerdos en una cajita aunque el tema de buscar orígenes y saber está ahí esperando darle forma y empezar.”

Gracias Nerea por tus aportaciones, es un lujo tenerte en este foro.

Un beso.

Sara.

————————————————–

Hola Sara!

(Antes de empezar quería pedir permiso explícito para poder extraer la información que manejemos en estos mensajes para poder difundirla, si lo consideramos adecuado, siempre modificando los nombres de los miembros y cualquier cuestión concreta que os pudiera identificar. En caso de hacer uso de la misma sería siempre orientado al asesoramiento y ayuda a otras familias que puedan hallarse en situaciones similares y no comprometiendo de modo alguno vuestra intimidad)

Ay Sara! Creo que entiendo un poquito más allá lo que me dices (si no es así házmelo saber), creo que tú estarías más cómoda si YA sólo vivierais en casa Hanna y tú. La familia creada, la familia que ya ha comenzado a caminar junta.
Pero si ya lo estáis haciendo!

Es muy buen indicador que Hanna comparta contigo estas anécdotas (por lo que cuentas no parecen dolorosas para ella), es muy bueno porque os une y sobre todo, porque es su modo de hacer el duelo.

El duelo se hace ante una pérdida, sea del tipo que sea. Va a haber personas que, cuando muere un familiar, que es el caso típico de elaboración de duelo, no puedan hablar de él, no puedan ver fotos, eviten los recuerdos. Va a haber
personas que necesiten tenerlos presentes, que necesiten rodearse de fotos y traigan a su memoria constantemente el recuerdo de quien falta. Debería ser una NECESIDAD temporal en ambos casos, la vida sigue.

Es una fase. Hanna puede estar un poco en ella, no de lleno, porque imagino que aunque dices que “Vivís” con la familia bio por otro lado la mayor parte del tiempo es una niña “normal”.

La siguiente fase es la de que Hanna se asiente y sus recuerdos estén más ordenados, mejor hilados. Es muy pequeña y todo los cambios ha debido afectarla mucho. Va a haber épocas en las que hable más y otras menos, depende cómo esté su mundo emocional. Es bueno que estés allí, que recojas cuidadosamente sus recuerdos, lo que te aporta nuevo.

Hanna a veces se inventa parte de la historia porque está elaborando todo esto.
Es fantástico porque puede hacerlo (ahora trabajo con una niña que no puede construir nada, se quedó “atascada” a los 3 años, en el momento de la adopción y ahora tiene 6…) .

Es maravilloso que PUEDA y que se PERMITA hacerlo contigo. Y que tú (aunque te preocupa) lo CONSIENTAS y no quiero decir con esto solo que no le tapas la boca sino que le escuchas, le escuchas de verdad…

Hanna así te mete en su vida. No es que debas alentarla, porque llevará el ritmo que necesite, no es que le hagas preguntas ni sigas todas sus divagaciones (que a veces son increíbles con 4 años) sino que estés. Si es más intenso la apoyas, si es algo más distendido como lo de la lavar la ropa lo conectas con algo que te haya contado.

Por ejemplo “Ah! Así que también lavabas con Edilawit, menudas hermanitas, que jugábais a… ibais a… siempre juntas” (con cosas que te haya contado en otras ocasiones).

Así no la coses a preguntas para no dar más importancia al hecho de que hable (porque es importante pero no como para que ocupe el pasado todo el presente) pero no le coartas en ningún momento… que quiere seguir, que siga, que solo era eso, pues ya está.

Y sabrá así que la escuchas por tus gestos y actitud y notará que además lo haces con atención porque te acuerdas de detalles.

A veces los niños se quedan contando su historia irremediablemente como un círculo vicioso porque creen que a sus padres “les gusta” que lo hagan. Es normal que lo padres sientan fascinación al principio por conocer, que se
sorprendan de los nuevos datos que surgen según adquieren el idioma… pero de ahí a fomentarlo, como hacen a veces en nombre de “así sacará todo” hay un trecho, y no es tanto que les “gusta” sino que llegado un punto creen que “es bueno” y “lo necesitan”.

Acaban padres creyendo que el hijo necesita hablar y el hijo hablando porque cree que los padres necesitan escuchar. Ayyy!!!!!

Hay que tener una serie de cosas en cuenta como las que te he comentado, pero a partir de ahí ser natural, ni provocar ni impedir… Construir su cuento juntas, uniendo pasado, presente y futuro, ella y su familia bio, ella y tú, ella y el mundo que la rodea…

Los niños están muy atentos a nuestra reacción y hablando de su familia de origen pasado el tiempo normalmente solo pretenden asegurarse que se puede hablar del pasado y que pueden “traerlos” a su vida cuando les apetezca, porque han conectado con algo, porque están sensibles o porque les ha venido un “flash”. No significa que están fatal, no han “vaciado la mochila” o han hecho una regresión. (Normalmente)

No pasa nada, disfruta con ella. Si quieres construir más de “Vosotras” hazlo con ella, hay muchos modos de vincularos que NO NECESITAN COMO NEXO LA FAMILIA BIO. Vivid vuestras anécdotas y hablad (también) de ellas: de esa excursión, del cole, de los amigos, de cuando cenáis por ahí, de la ropa que compraréis en rebajas, del verano pasado, de lo que le gusta el helado como a ti… (cosas de este tipo).

A veces aparecerá que el helado TAMBIÉN le gustaba a Edilawit (pobre, que mal ejemplo) y no pasa nada, siempre que tú también tengas un hueco. A veces, por malentendidos los padres –cegados en reparar, en “vaciar mochilas”- ceden a la familia bio sin darse cuenta ese hueco porque creen que sus hijos así lo necesitan. Y sí, pero no un hueco que ocupe todo, ni mucho menos, si no cómo van a construir?

Todas las familias, cuando nos reunimos, contamos continuamente anécdotas que todos conocemos, traemos recuerdos de miembros con cariño “anda que si estuviera aquí…”, “cómo le gustaba hacer…”. Es parte de nuestra vida. Y haciendo un “cuento” con ella nos reconocemos y tenemos conciencia de lo que nos une. La familia bio de Hanna es algo muy muy importante para ella. Como tú, su familia, y por eso lo comparte.

Espero haberte ayudado un poquito. Podemos seguir hablando.

Un abrazo.

Nerea Cerviño.

Correo: asesorafamiliar@asociacionabay.org

africa

Volver a “La página de Nerea”

1 Response to “La consulta del mes: Julio 2009”


  1. 1 propósito enero 7, 2014 en 8:01 pm

    Hello i am kavin, its my first time to commenting anywhere,
    when i read this article i thought i could also create comment due
    to this sensible article.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

Nueva web y blog Abay

]

Nueva web Abay

Boletín trimestral Abay

Os mantenemos informados

Aportación Abay a MSF

Crisis en Somalia

Conocen más Etiopía

Carta de Yared

Etiopía sin fin …

...en Hondarribia

Ye Etiopia hetsan

Concurso de relato corto

Desde Walmara…

Carta de los maestros

Boletín Abay

En tiempos de crisis, nuevos apoyos

Libro editado por Abay

Benyam

Ganamos el premio Natura

Pozo para Walmara

Etíope

Rostros de Etiopía

Tienda Abay

Nuevos cuentos Yared

Une tu “cole” a Etiopía

Hermanamiento de colegios

Abay en facebook

Hazte fan y síguenos!

Boletín trimestral Abay

Meskeren, Tikimt y Jidar

Abay colabora con Fitche

Trabajo SWAA-E en Fitche

Acciones Abay. Mayo 2010

Colaboración con ONG Mediterránea

Cuento en amárico/castellano

Amiga de la Luna

Visita nuestra página Web

Visita nuestra web

Escuela de Bacho Walmara

Pizarras, libros de texto..

Cuento Abay

No importa el color de la piel, importa el alma

Dibujos premiados

Dibujos premiados


A %d blogueros les gusta esto: